Acompañar a perdonar para sanar

El genuino perdón es una particular liberación de un prisionero del rencor, del resentimiento, de la ira, que es uno mismo, el que perdona. Cuando se es capaz de dinamizar esta forma de intenso amor que regala y excusa hasta lo que se vive como algo que no tiene disculpa, se realiza una experiencia de sanación interna. José Carlos Bermejo nos ayuda a reflexionar, con este corto vídeo, la importancia de acompañar para sanar...

 

Categoría: 
CEHS en el mundo

Añadir nuevo comentario