Blog

Formación en humanización

José Carlos Bermejo presenta, en Religión Digintal, cómo es la formación de los posgrados universitarios impartidos en el Centro de Humanización de la Salud, sus características específicas, las necesidades sociales a las que sale al paso, la urgencia de humanizar algunos sectores relacionados con el sufrimiento del enfermar, de perder a un ser querido, etc.

José Carlos Bermejo comprometido con la formación en Duelo en México

Cómo vivimos el dolor que nos produce la pérdida de un ser querido. Qué pasa cuando los dolientes son mujeres. Cómo acompañar para prevenir la parte del sufrimiento evitable... Cómo, incluso, crecer con ocasión de la pérdida... Estas claves sobre duelo y otras de gran interés, se van a tratar en dos eventos en México: Jornada sobre Duelo en Hermosillo (Sonora) el día 28 y el  II Congreso sobre Duelo en Guadalajara los días 29 y 30 de septiembre, de la mano de los profesionales del Centro de Humanización de la Salud:  José Carlos Bermejo,  y Rosa María Belda. 

Acompañar en el sufrir

José Carlos Bermejo Religioso camilo experto en humanización duelo counselling pastoral de la saludJosé Carlos Bermejo dirige un conjunto de posgrados universitarios en el Centro San Camilo, Centro de Humanización de la Salud, con la finalidad de formarse para el acompañamiento en situaciones de malestar, crisis, sufrimiento, desafíos educativos... Máster en counselling, máster en intervención en duelo, posgrado en cuidados paliativos, en gestión de Centros para la atención a la dependencia, en humanización, en pastoral de la salud... son oportunidades privilegiadas de formarse en San Camilo, con títulos de la Universidad Ramón Llull. Un posgrado online en counselling y relación de ayuda lo codirige con la Universidad Católica de Valencia. Prácticas supervisadas, profesores con experiencia en acompañamiento, son claves de calidad de esta formación.

Déjame que te lea un cuento

Escuchar un cuento es saludable, genera bienestar, contribuye al equilibrio emocional, provoca relajación y, en muchas ocasiones, invita a mirarse a sí mismo dejándose interpelar por su provocación ética.
Circulan por el mundo como regalos, como medios para provocar la reflexión personal y el trabajo en grupo, para contribuir a generar salud en el corazón y en las relaciones. Niños, jóvenes y mayores podemos saborear un cuento, con su particular melodía, que nos hablará siempre de cosas importantes para la vida y nos puede abrir a valores genuinamente nobles y saludables.
 

La sensación de que aún está con nosotros.

Cuando experimentamos la pérdida de un ser querido en primera persona, una de las cosas que más frecuentemente nos ocurren es preguntarnos interiormente si lo que nos pasa es normal. Todos hemos visto manifestaciones externas de dolor, pero cuando la experiencia es personal, cuando saboreamos los sentimientos personalmente y vivimos en la propia carne las sensaciones, nos surge la duda de si son normales. Son, eso sí, inevitablemente personales.