Blog

Los trabajos del duelo

Perder a un ser querido duele. Separarse de él duele. Es el precio que pagamos por apegarnos a las personas a las que queremos. El duelo pone en nuestra vida una gran verdad. No permite, como otras situaciones, ni la negación total ni el ocultamiento. Reclama, desde la soledad radical que lo caracteriza, una profunda reflexión sobre la limitación de nuestra condición, sobre nuestros vínculos y sobre el valor del instante, que siempre puede ser el último. Reclama elaborar el dolor sanamente.

 

Frases que no ayudan en el camino del duelo

En el intento de acompañar a quien vive el duelo, no es infrecuente encontrarse con un cierto lenguaje exhortatorio, que a veces invita a olvidar al ser querido, otras a pensar en otra cosa, otras a recordar lo que no se ha perdido aún, además de la colección de frases hechas que, antes o después, son pronunciadas con deseo de consolar o, quizás, de apaciguar la angustia producida por el silencio y salir al paso del no saber qué decir.

Másters, counselling, duelo..

José Carlos Bermejo Religioso camilo experto en humanización duelo counselling pastoral de la saludEs el momento ahora para inscribirse en un máster para el curso 2017-2018. Formarse en counselling en España encuentra con varias posibilidades. También en duelo. Hacerlo en el Centro de Humanización de la salud tiene como aspectos diferenciales, entre otros, la conexión directa entre teoría y praxis, el aval de los años de experiencia, el respaldo de las publicaciones que son objeto de estudio, las investigaciones realizadas y las evidencias que arrojan, la implicación personal y profesional del equipo docente, la posibilidad de las prácticas (en particular la cámara de Gesell). Nada mejor que la experiencia de quien ya ha pasado por estos procesos. Ellos ayudan a discernir, a elegir, a motivarse. El curso comienza este mes de octubre según calendario en: www.humanizar.es

 

Dime que me entiendes

Dime que me entiendes…es un deseo que experimentamos los seres humanos. En el fondo, aunque lo formulemos así, más que ser entendidos, deseamos ser comprendidos, anhelamos que el otro se haga cargo de nuestra experiencia, de nuestras dificultades, de nuestros problemas. Comprender es un ejercicio de la inteligencia, de la sabiduría del corazón...

¿Qué es creer en la Resurrección?

Así dice el Credo de los cristianos: “creo en la resurrección de la carne”. Pero yo creo también en la resurrección de la carne en el más acá. Lo creo y lo espero. Y esto es fruto de mi camino personal de encuentro con el sufrimiento y la vulnerabilidad humana en los contextos en los que me he movido.  Yo creo que cada vez que nos “ponemos en pie”, resucitamos. Cada vez que conseguimos que triunfe la vida y el amor sobre cualquier forma de muerte y de límite humano, apostamos y experimentamos la resurrección.

¿La muerte enseña a vivir?

No podemos amar sin dolernos. El duelo es un indicador de amor, como el modo de vivirlo lo es también de la solidaridad y del reconocimiento de nuestra limitación y disposición al diálogo. De igual manera que hay duelos mal elaborados en la raíz de situaciones de enfermedad y de exclusión y marginación, hay también duelos que constituyen una oportunidad para reconstruir lazos que estaban rotos o debilitados, para aprender de nuevas relaciones, para dejarse cuidar y querer, para cultivar el sano recuerdo y darle el valor que tiene a la memoria, para reconocer el poder humanizador de las lágrimas.

 

La esperanza en la debilidad

La esperanza se llama ilusión por un mañana con menos dolor, por una vida sin ese límite que genera una discapacidad, por una enfermedad superada, por un desencuentro aclarado, por conseguir la paz. La base antropológica de la esperanza es el deseo, el anhelo de que lo que produce displacer desparezca, de que lo que se sueña como bien, se realice... José Carlos Bermejo con este corto vídeo nos ilustra sobre el tema de la esperanza en la debilidad.